Día Mundial de los humedales: ¡Queremos la Ley del Pantanal! | WWF

Día Mundial de los humedales: ¡Queremos la Ley del Pantanal!

Posted on
02 febrero 2017


El dos de febrero es una fecha especial: conmemoramos el Día Mundial de los Humedales, establecido en 1971 en homenaje a día en que se firmó la Convención de Ramsar, en la ciudad iraní del mismo nombre. Esa fecha es extremadamente importante para Brasil, ya que este país alberga el mayor humedal del planeta: el Pantanal. Sus 170.500,92 km² de extensión -parte de los estados de Mato Grosso y Mato Grosso del Sur, además de Bolivia y Paraguay- acogen una rica diversidad: al menos 4.700 especies de animales y plantas han sido registradas en la zona.

En 2017, WWF-Brasil llama la atención sobre la importancia de promover la conservación de la biodiversidad y el uso sostenible de los recursos naturales del Pantanal por medio de un llamamiento para que, en este año, sea aprobada e implementada la Ley del Pantanal, como se conoce al Proyecto de Lei (PL) 50, del 2011.
Actualmente en proceso en el Congreso, el PL tendrá un largo camino hasta que se convierta en ley. Debe ser analizado y votado por otras dos comisiones antes de ser enviado a la Cámara. Tras la votación del Congreso Nacional, el Presidente de la República puede aprobar o rechazar la proposición. Si lo aprueba, el Presidente tiene un plazo de 48 horas para ordenar la publicación de l ley en el Diario Oficial de la Unión.

El texto que está actualmente en tramitación en el Senado prevé, acertadamente, que el uso de los recursos naturales en el Pantanal será regido por principios como los de “contaminador-pagador” y “usuario-pagador”. El primer principio pune a los que no respeten el cuidado del medio ambiente. El segundo señala a aquellos que usan los recursos naturales y que, por tanto, deben pagar por ese uso. El PL actual también define con buen criterio una serie de prohibiciones en el bioma, como la construcción de presas u obras de alteración del curso del agua, y el uso de agrotóxicos y la plantación de transgénicos en el Pantanal.

Sin embargo, en el texto actual hay lagunas que creemos que deben ser corregidas. WWF-Brasil reivindica que la Ley del Pantanal contenga:
  • Inclusión del planalto del pantanal en la delimitación del bioma: no sólo la planicie debe ser tomada en considerción. Es en el planalto -la región de las cabeceras- donde nacen las aguas responsables del abastecimiento del ciclo hidrológico del Pantanal. Sin acciones de conservación y preservación del planalto, el Pantanal queda amenazado.
  • Atención específica a los recursos hídricos del Pantanal, ya que el bioma es el myor humedal del planeta (sus ríos están fuertemente amenazados por la falta de planes de saneamiento básico en los estados de Mato Grosso y Mato Grosso del Sur).
  • Incentivo para implementar acciones que promuevan el desarrollo sostenible de la región y de las comunidades del Pantanal, como el turismo.
  • Incentivo para implementar remuneraciones a aquellos que recuperan y conservan el medio ambiente, como el Pago por Servicios Ambientales (PSA) en los municipios del Pantanal.
  • Inclusíon de incentivos económicos a la recuperación y la conservación. Así como en la Lei da Mata Atlântica (Lei 11.428 del 2006), la Ley del Pantanal debe prever un Fondo de Restauración, destinado a la financiación de proyectos de conservación y restauración ambientl y de investigación científica.

Para WWF-Brasil, es urgente la aprovación de una lei completa, que disponga acciones de conservación y restauración ambiental, pero que también prevea la financiación de esas acciones de investigación y la promoción del desarrollo sostenible de la región, la preservación de los recursos naturales y la puesta en valor de la cultura y saber tradicional de las comunidades del Pantanal.

La deforestación, las quemas, el uso indiscriminado de agrotóxicos, malas prácticas agropecuarias y la falta de saneamiento básico son amenazas graves para el Pantanal. De acuerdo con los datos del Ministerio de Medio Ambiente, hasta el 2009 el Pantanal perdió 23.160 km2 de vegetación nativa, el equivalente al 15,31% de su área total.

La región de las cabeceras, donde nacen las aguas que alimentan el ciclo hidrológico del bioma, están en alto riesgo. Una investigación realizada por WWWF-Brasil mostró que los niveles de turbidez -cuando el agua pierde su tranparencia- y de cantidad de sólidos disueltos en los ríos Juru, Sepotuba y Alto-Paraguay están aumentando. Sin la vegetación, los ríos quedan desprotegidos y expuestos a las lluvias, que transportan sedimentos por la corriente, provocando el aumento de la turbidez y de la sedimentación, proceso por el que los ríos pierden cada vez más profundidad. La turbidez afecta al ciclo de vida de los peces, por la poca transparencia del agua, además de dificultar el tratamiento del agua que se distribuye a la población desde las empresas de saneamiento. La sedimentación dificulta la navegación, el flujo de las aguas, la migración de los peces y también deja al río vulnerable a los desbordamientos en época de lluvias. La destrucción de la vegetación puede provocar un efecto aún más grave: secar completamente una naciente.

Por su parte, la falta de un sistema de tratamiento provoca que los deshechos humanos de una localidad sean directamente vertidos en los ríos y arroyos, contaminando aguas, suelo y hasta la capa freática. Un estudio del Instituto Trata Brasil y WWF-Brasil identificó que menos del 10% de los desagües son tratados antes del descarte.

El PL está en trámite desde el 2011. Ya no podemos esperar.
Más que nunca, necesitmos la Ley del Pantanal.
 
Júlio César Sampaio
Coordinador del Programa Cerrado Pantanal
WWF-Brasil
 
Pacto en Defensa de las Cabeceras del Pantanal – Es un movimiento ideado por WWF-Brasil para recuperar nacientes y conservar el río Paraguy y sus afluente Jaurú, Sepotuba y Cabaçal, todos localizados en la región de las cabeceras del Pantanal. Es en esa región donde nacen las aguas responsables del abastecimiento del ciclo hidrológico del Pntanal, y que inundan la planicie en época de inundaciones. Un estudio realizado por WWF-Brasil y sus socios en el 2012, reveló que la región está en alto riesgo. Desde entonces, WWF-Brasil viene trabajando en Mato Grosso, implementando acciones en defensa de las aguas del Pantanal, como: recuperación de Áreas de Preservación Permanente (APP’s), reforestación del bosque ciliar, recuperación de nacientes degradados (actualmente 62 están en proceso de recuperación), cursos de capacitación de técnicos, instalación de biofosas en el área rural.
 
Sepa más en:  pactopelopantanal.com.br   
https://www.facebook.com/PactoPeloPantanal  
Río Paraguai
© Río Paraguai_Caceres