El cambio climático abre el Ártico a inversiones y rutas marítimas que podrían amenazar su biodiversidad | WWF

El cambio climático abre el Ártico a inversiones y rutas marítimas que podrían amenazar su biodiversidad

Posted on
27 noviembre 2018


  • El deshielo del Ártico está formando un “nuevo océano”.
  • El nuevo informe de WWF propone medidas sostenibles para prevenir los impactos negativos sobre el Ártico.

Nairobi (Kenia), lunes 26 de noviembre de 2018. El nuevo informe Getting It Right In a New Ocean, lanzado hoy por el Programa Ártico de WWF es el primer estudio que describe cómo se pueden desarrollar los recursos oceánicos del Ártico y las economías para garantizar a largo plazo la rentabilidad y salud ecosistémica para la región y el planeta. El informe advierte que los enfoques convencionales de desarrollo amenazan la viabilidad de gran parte de los ecosistemas característicos de la región, lo que socava la sostenibilidad para las comunidades y economías.

Este informe se publica en el marco de la primera Conferencia Mundial sobre Economía Azul Sostenible, organizada por los gobiernos de Kenia, Canadá y Japón en Nairobi. La investigación revela que un “nuevo océano” está emergiendo a medida que el hielo del Ártico se derrite por el cambio climático. Asimismo, advierte de los profundos impactos que tendrá sobre la biodiversidad y las comunidades de la región.

El gran desarrollo económico proyectado, de hasta 1 billón de dólares para los próximos 15 años, podría intensificar muchos de los impactos negativos sobre la región a menos que se tomen decisiones claras con antelación para establecer una camino sostenible. El informe puede orientar a los gobiernos y las empresas sobre cómo se puede lograr la sostenibilidad en este momento crucial para el Ártico.

Simon Walmsley, Director del Programa para la sostenibilidad del Ártico afirma:
"El cambio climático está haciendo el Ártico más accesible que nunca. Pero el océano Ártico sigue siendo un lugar remoto y arriesgado para hacer negocios. Partiendo de una premisa de sostenibilidad antes de que comience el desarrollo masivo, podemos prevenir los impactos más negativos en este ecosistema altamente vulnerable".

El océano Ártico y sus costas son el hogar de 34 especies de mamíferos marinos, 633 especies de peces y cuatro millones de personas, incluyendo a pueblos indígenas y comunidades. Hasta ahora, la cartera de inversiones se centra en sectores como la minería, el petróleo, el gas o la pesca, así como el procesamiento de recursos. Pero a medida que el hielo en el océano Ártico central se retrae, la navegación y el turismo estarán listos para convertirse en sectores claves. Por ejemplo, en los últimos diez años, el turismo en Islandia ha aumentado un 400%.

El informe subraya la importancia de garantizar que cualquier desarrollo futuro promueva un Ártico saludable y biodiverso que beneficie a toda la vida en la región. Las costas vulnerables del Ártico y sus especies marinas como peces, focas y ballenas entrarán cada vez más en conflicto con las actividades industriales-como el transporte marítimo y la exploración sísmica y pueden verse perjudicadas por especies invasoras, ruido submarino y derrames de petróleo si no se adoptan políticas adecuadas. El informe apunta como propuesta la creación de una red pan-ártica de áreas marinas protegidas para permitir que las especies se adapten y sean resilientes frente al cambio climático.

John Tanzer, líder del Programa de Océanos de WWF sostiene:
"Es motivo de gran preocupación que el cambio climático esté alterando el Ártico tan rápido, pero debemos aprovechar cada oportunidad para aplicar lo que hemos aprendido del avance de las economías azules en otras regiones del mundo para hacerlo bien desde el principio. Se necesita una guía clara, por ello instamos a los gobiernos, inversionistas y líderes de la industria a comprometerse a aplicar los Principios de WWF para una Economía Azul Sostenible y los Principios de Finanzas de la Economía Azul a la hora de tomar decisiones sobre inversiones en el Ártico. Los pueblos indígenas y comunidades del Ártico serán los más directamente afectados por las consecuencias derivadas de las decisiones que se tomen sobre el desarrollo y deben ser socios en todos los procesos de toma de decisiones”.

Para obtener un resumen de las seis recomendaciones del informe y las acciones que lo acompañan, o el informe completo, Getting it right in a new ocean visitar: https://arcticwwf.org/newsroom/news/blue-economy/

---FIN---

Para más información

Leanne Clare, Director de Comunicaciones del Programa Ártico
lclare@wwfcanada.org

Notas para editores:
Las seis recomendaciones del informe son las siguientes:
  • Cuando se invierta, considerar cuidadosamente y priorizar los riesgos del cambio climático.
  • Conservar la biodiversidad en un Ártico más cálido.
  • Integrar plenamente la investigación sobre el Ártico junto con el conocimiento indígena en los procesos de toma de decisión.
  • Mejorar la gobernanza del Ártico para garantizar el desarrollo sostenible. El informe hace un llamamiento a los inversores, empresas, gobiernos y comunidades árticas para que consideren los impactos de sus actividades y aseguren que la sostenibilidad sea el principio rector para la toma de decisiones mediante el uso de la gestión basada en los ecosistemas y los principios de economías azules sostenibles.

Principios de la Economía Azul del Ártico en acción:
Este otoño, varias naciones árticas y no árticas acordaron prevenir la pesca comercial no regulada en alta mar en el Océano Ártico central. El Acuerdo de Pesca del Océano Ártico Central es inusual porque actualmente no se realiza pesca comercial en el área debido a la cobertura de hielo marino. Los estados costeros del Ártico de Canadá, Dinamarca, Noruega, Rusia y Estados Unidos, junto con las principales naciones de pescadores comerciales de la UE, Japón, China, Corea del Sur e Islandia acordaron abstenerse de la pesca comercial en el Océano Ártico durante, al menos, los próximos 16 años. Los países también acordaron realizar la investigación científica necesaria para comprender mejor los ecosistemas marinos del Océano Ártico central. Este acuerdo es un excelente ejemplo de cómo las naciones árticas pueden liderar el camino utilizando un enfoque de precaución para proteger la biodiversidad y asegurar la sostenibilidad futura de esta importante región global.

Acerca de WWF:
WWF es una de las organizaciones de conservación independientes más grandes y respetadas del mundo, con más de 5 millones de socios y una red global activa en más de 100 países y territorios. La misión de WWF es detener la degradación del entorno natural de la Tierra y construir un futuro en el que los humanos vivan en armonía con la naturaleza, conservando la diversidad biológica del mundo, asegurando que el uso de recursos naturales renovables sea sostenible y promoviendo la reducción de la contaminación y el consumo innecesario.

Visite www.panda.org/es para las últimas noticias, y para otros recursos síganos en la cuenta de Twitter @WWF_LAC

Acerca del Programa Ártico:
El Programa Ártico de WWF coordina el trabajo de WWF en el Ártico a través de oficinas en siete países del Ártico con expertos en cuestiones circumpolares como sostenibilidad, gobernanza, cambio climático, transporte marítimo, petróleo y gas y vida silvestre. Para más información, visite nuestra web arcticwwf.org
Síguenos
Síguenos