| WWF


 
	© Zig Koch / WWF

DE LA SELVA A LA MESA

La Amazonía es una despensa natural de una diversidad casi infinita de productos sanos y deliciosos por explorar. El cacao, la vainilla, el ají, la piña y la yuca son todos de origen amazónico, domesticado por grupos indígenas pre-colombinos. Otros productos menos conocidos seducen con sus sabores, aromas y texturas: copuazu, arazá, acai, garabato yuyo, chonta, isphingo y miles de alimentos más.
 
El bosque amazónico es también uno de los depósitos vivientes más grandes de carbono, un baluarte contra el cambio climático que almacena miles de millones de toneladas de CO2.
 
Consumir alimentos de origen amazónico, producidos de manera responsable, puede contribuir a la conservación de este ecosistema único y a combatir el cambio climático. Estos productos de la selva, provenientes de huertas agro-forestales o de la cosecha silvestre sostenible, pueden generar ingresos para comunidades locales comprometidos con la preservación de los bosques y sus territorios ancestrales.
 
¡La conservación nunca había sido tan deliciosa!

Texto desarrollado por Canopy Bridge, para más información ingresar a www.canopybridge.com
 
	© WWF/Staffan Wildstrand
Jaguar
© WWF/Staffan Wildstrand

Conoce el Proyecto de Gastronomía Amazónica

Ingresa a www.canopybridge.com
 
	© WWF Ecuador

CACAO AMAZÓNICO

SABOREANDO LA SELVA EN UN SOLO MORDISCO: CHOCOLATES NATIVO


La producción de cacao tiene una característica única, para las mejores variedades se requiere de sombra. Esta pequeña pero importante particularidad le permitió a la comunidad indígena Kichwa de Zancudo Cocha de la Reserva de Producción Faunística Cuyabeno, cerca del Río Aguaríco, explotar este importante recurso conservando y haciendo uso de vastas extensiones de bosques dentro de su territorio. Así nace el Proyecto NATIVO, una importante alternativa económica para esta comunidad y una potente fuente de desarrollo sostenible para la zona.
 
Con el apoyo de WWF, en conjunto con el Ministerio del Ambiente, miembros de la comunidad iniciaron el camino para convertirse en emprendedores responsables con su entorno mediante el negocio de producción sostenible de cacao. Este proyecto fortalece el compromiso de la comunidad con el desarrollo sostenible y la conservación de este importante ecosistema.
 
En el pequeño poblado de Pacayacu, en la Provincia de Sucumbíos, hoy en día la Asociación de Mujeres Porvenir procesa cerca de ocho toneladas de cacao producidas por la comunidad de Zancudo Cocha.
 
El proyecto NATIVO les permite a la comunidad y a sus mujeres emprender nuevas alternativas económicas que reemplacen la caza o la extracción maderera. Esta propuesta fortalece la economía local, promueve el trabajo comunitario y ayuda a conservar uno de los territorios más ricos del Bioma Amazónico.
 
 
	© WWF Ecuador
La comunidad Kichwa Zancudo Cocha de la Reserva Cuyabeno produce 3 toneladas anuales de cacao seco y es un ejemplo de emprendimiento responsable y sostenible con su entorno natural.
© WWF Ecuador
 
	© WWF Ecuador
Esta agrupación conformada por 12 socias se dedica a la elaboración y comercialización de pasta de cacao.
© WWF Ecuador
 
	© Colina Frisch

AJÍS AMAZÓNICOS

Alumbra tu noche con la variedad de ajís que puedes disfrutar de la Amazonía, el centro de origen y domesticación de algunos de los ajís más picantes y apreciados.
 
El ají hace parte de la huerta o chackra amazónica que tradicionalmente las comunidades establecían para suplir sus necesidades de alimento complementando lo cosechado y cazado del bosque. Durante su domesticación en las manos de las culturas de la Amazonía, el ají ha desarrollado múltiples nombres y usos gastronómicos, medicinales y espirituales. Dicen que los cazadores usaban el ají para protegerse contra los tigres, y que les dolían los ojos del tigre ver a los cazadores que comían y se administraban los ajíes más picantes.
 
Aunque hay aproximadamente 22 especies silvestres de ají, ya se hace difícil encontrar ajíes amazónicos en los mercados. La mayoría de los que se encuentra son los ajíes de la Sierra o son especies introducidos. Además de la pérdida de la gran variedad de ajís, es importante reconocer los métodos ancestrales que tienen las comunidades amazónicas para aprovechar algunos ingredientes, y la pérdida de este conocimiento con la desaparición de estos ingredientes.
 
Cuando las comunidades precolombinas domesticaron los ajíes silvestres, crearon un sistema de producción compatible con el bosque, aprovechando de su riqueza para producir, pero reconociendo la importancia de vivir en harmonía con él para garantizar la continuación de esa riqueza. Estimular el uso de los ajís nativos de la Amazonía presenta la oportunidad de apoyar a  las comunidades amazónicas, proveyéndoles ingresos y nutrición como hacía tradicionalmente. Por aprovechar de un especie nativo de la Amazonía, la producción del ají mantiene la sabiduría de los productores que lo manejaban durante siglos, tanto como mantiene los ecosistemas en las cuales surgió y desarrolló.
 
Neapia (ají negro)
Un ejemplo sorprendente es el ají negro, un condimento preparado de la yuca, que i
 
Este proceso de transformar las sustancias toxicas en comida ocupa un rol importante en el pensamiento de muchos pueblos de Amazonía. Aparece en los mitos y es usado como metáfora para explicar la formación del ser humano, el conocimiento y el saber hacer para restablecer la salud y el equilibrio con la vida.
 
En el Ecuador el ají negro es producido por mujeres de la etnia Secoya, que habitan las riberas del río Aguarico en la provincia de Sucumbios. Conocido por ellas como neapia, esta espesa salsa se produce en un proceso ancestral y artesanal que resulta en un producto exquisito que apoya los esfuerzos de la comunidad de conservar su territorio y cultura.
 
No solo es importante reconocer el sabor de los alimentos tradicionales basados en un gran conocimiento ancestral del bosque y su espíritu.  Debemos resaltar que cada receta de cada comunidad es única y por ello el ají negro está siendo reconocido ante Slow Food como parte del Arca del Gusto, recociendo su interesante posición en la gastronomía amazónica.
 
El reconocimiento de los productos amazónicos indígenas como el ají y la neapia, es dar valor a este ecosistema único, uno de las mayores reservas de biodiversidad del planeta y un eslabón fundamental en la lucha contra el cambio climático.
 
Disfruta tu apagón alumbrándote con ají de tu Amazonía!

Texto desarrollado por Canopy Bridge, para más información ingresar a www.canopybridge.com

Conoce el Proyecto de Gastronomía Amazónica

Ingresa a www.canopybridge.com
Síguenos
Síguenos