Delfín rosado | WWF

Delfín rosado



La contaminación de algunos ríos, lagunas y bosques de inundación debido a una industria petrolera en constante expansión, constituye la principal amenaza para la conservación de esta especie.
 
	© WWF
Icono delfín rosado
© WWF
El delfín rosado se encuentra ampliamente distribuido en Sudamérica y es endémico de las cuencas de los ríos Amazonas y Orinoco, ocupando los territorios de Guyana, Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Brasil (Best & da Silva, 1993; Trujillo & Diazgranados, 2002; Trujillo et al., 2008; 2010).
En el Ecuador presenta también una amplia distribución y se encuentra en los ríos principales, sus tributarios y algunos sistemas lacustres de la región amazónica (Utreras, 1996; 2001b; Utreras et al., 2001; Tirira, 2007), por debajo de los 260 m de altitud. Probablemente el primer registro documentado sobre la presencia de I. geoffrensis en Ecuador fue hecho por Osculati en 1854 (Herman et al., 1996) y corresponde al Río Payamino, cerca de su confluencia con el Napo. Existen reportes de su presencia en los ríos Napo, Tigre, Pastaza y Santiago (Best & da Silva, 1993; Trujillo & Diazgranados, 2002).
En la región del Río Napo han sido registrados en los ríos Coca, Payamino, Indillama, Pañayacu, Tiputini, Tivacuno, Yasuní, Nashiño, Shiripuno, Cononaco y Curaray. Más al sur se encuentran en los ríos Pindoyacu, Conambo y Tigre; en la cuenca baja del Río Pastaza, incluyendo tributarios como el Capahuari, Ishpingo y Bobonaza. No se tiene información de su presencia en la cuenca del Río Morona, mientras que sí están presentes en la cuenca baja del Río Santiago (Utreras, 1996; 2001b; Utreras et al., 2001; Tirira, 2007; Utreras et al., 2010; 2011a); Figura 2.
En el Ecuador el delfín rosado presenta la distribución más occidental de toda su área de presencia en la cuenca amazónica. Los límites de su distribución al occidente constituyen barreras naturales como los ríos y cascadas del piedemonte amazónico en las estribaciones de la Cordillera Oriental de los Andes.
La contaminación de algunos ríos, lagunas y bosques de inundación debido a una industria petrolera en constante expansión, constituye la principal amenaza para la conservación de esta especie. Frecuentes derrames de crudo, aguas de formación, químicos, combustibles y lubricantes afectan seriamente a algunos sistemas hidrográficos principalmente en la región septentrional de la Amazonía, hábitats críticos para la conservación de esta especie (Utreras, 2001b; Utreras et al., 2011). La actividad petrolera implica también la apertura de extensos caminos de exploración, carreteras y oleoductos, los que a su vez abren paso a la colonización anárquica, especialmente en áreas poco pobladas de la región, generando pérdida y transformación de hábitats en extensas zonas (Pichón, 1997; Marquette, 1998; Ojasti, 2000).
 
	© WWF
Distribución del delfín rosado en la Amazonía ecuatoriana.
© WWF
 
	© naturepl.com / Mark Carwardine / WWF
Amazon river dolphin breaching.
© naturepl.com / Mark Carwardine / WWF
Síguenos
Síguenos