Atún | WWF


 
	© WWF

Atún

La principal amenaza que enfrentan los atunes en el Océano Pacífico Oriental es la actividad pesquera. Las flotas industriales con redes de cerco y líneas de palangre son una fuente significativa de mortalidad pesquera para estas especies.
 
	© WWF
Icono atún
© WWF
En el Océano Pacífico Oriental, existen tres especies principales de atunes de interés comercial para las pesquerías: el atún barrilete (Katsuwonus Pelamis, “Skipjack” en inglés), el atún aleta amarilla (Thunnus albacares, “Yellowfin” en inglés) y el atún patudo (Thunnus obesus, “Bigeye” en inglés).
Los atunes son el depredador predominante en los ecosistemas oceánicos tropicales alrededor del mundo, y se alimentan de peces más pequeños, calamares, y crustáceos entre otras especies.
Sus características biológicas dependen de la especie. Por ejemplo, los atunes barrilete maduran después de un año, y miden hasta 1 metro en su etapa adulta con un peso de hasta 18kg. En cambio, los atunes patudo alcanzan la madurez sexual a los 3 años, y viven hasta 12 años. Los atunes aleta amarilla pueden medir 2 metros y pesar 200kg – aproximadamente igual a un león adulto! [1]
La principal amenaza que enfrentan los atunes en el Océano Pacífico Oriental es la actividad pesquera. Las flotas industriales con redes de cerco y líneas de palangre son una fuente significativa de mortalidad pesquera para estas especies.
Las especies de aleta amarilla y patudo son más vulnerables a la sobre-pesca, porque crecen más lento y requieren más tiempo para alcanzar la madurez sexual en comparación con el atún barrilete.
Aunque las evaluaciones de los stocks son muy sensibles a los supuestos utilizados en el análisis, la información científica más actualizada de la Comisión Interamericana de Atún Tropical (CIAT) sugiere que la biomasa del stock reproductor de atún aleta amarilla está ligeramente por debajo del límite sostenible, aunque el nivel de esfuerzo pesquero actualmente está dentro del límite sostenible. Con respecto al atún patudo, la biomasa reproductora y esfuerzo pesquero actualmente están dentro de los límites sostenibles, pero es muy importante evitar aumentos en el esfuerzo pesquero. [2]
Los atunes son una fuente muy importante de trabajo, riqueza y proteína para miles de personas en los países en la región del Océano Pacífico Oriental y alrededor del mundo. Las poblaciones de atunes migran entre las aguas de muchos países diferentes y las aguas internacionales. Por esta razón, mantener un nivel sostenible de pesca de estas especies depende de mucha coordinación y cooperación entre todos los países involucrados.
WWF, a través del programa Pacífico Oriental, trabaja para que los países miembros de la CIAT, mantengan y amplíen su compromiso con una gestión responsable de los recursos, condición necesaria para alcanzar una pesca atunera sostenible.
El trabajo de atún de WWF está enfocado en los siguientes temas:
La aplicación de políticas pesqueras guiadas por puntos de referencia y reglas de control de las capturas para asegurar que las capturas no superen los límites aceptables, y por lo tanto ayudar a garantizar la sostenibilidad del recurso.
La adopción de medidas de manejo más robustas en relación a las incertidumbres de las evaluaciones de poblaciones que incluyen opciones de manejo basado en derechos (MBD), para directamente controlar la mortalidad de atunes patudos y aleta amarilla pequeños capturados mediante el uso de dispositivos concentradores de peces (DCPs o Plantados) por parte del sector atunero que emplea redes de cerco.
Dado a que el exceso de buques pesqueros socava el desempeño económico de la flota y pone en riesgo el futuro de las pesquerías atuneras del Pacífico Oriental, WWF trabaja para que la CIAT no permita ningún aumento en su número, recomendando además la adopción de enfoques de MBD combinados con la recompra de buques y otros programas de transición financieros para ayudar a resolver este problema.
En vista de que hay varios temas de interés alrededor de la utilización de los llamados plantados o FADS, que tienen que ver principalmente con el aumento de las capturas de las especies "no objetivo" y el tamaño de los atunes capturados (especialmente los patudos y aleta amarilla pequeños). WWF trabaja para que se mejoren los programas de monitoreo de estos equipos, a fin de que la información sobre su uso por parte de la flota, se encuentre disponible para que los científicos la puedan analizar a fin de que proporcionen asesoramiento sobre futuras medidas de manejo.
 
	© WWF / Jürgen Freund
Pescador con pesca de atún
© WWF / Jürgen Freund
 
	© © Brian J. Skerry / National Geographic Stock / WWF
Atunes aleta amarilla (Thunnus albacares)
© © Brian J. Skerry / National Geographic Stock / WWF
 
	© WWF
Barco pesquero de atún
© WWF
 
	© Cat Holloway / WWF
Bigeye trevally or Bigeye jack (Caranx sexfasciatus) congregate in schools for safety from attack by predators such as sharks. Fiji
© Cat Holloway / WWF
 
	© WWF
Yellowfin Tuna carried by a fisherman in the Philippines
© WWF
Síguenos
Síguenos