What would you like to search for?

Our News

Madre de Dios: Un tesoro de biodiversidad para el mundo

  1. ¿Sabías que el territorio de Madre de Dios representa el 15% de la Amazonía peruana
  2. Este fascinante departamento cuenta con una gran riqueza natural, aunque también se ve afectado por múltiples amenazas. En este día, reflexionemos juntos sobre el dedicado trabajo de recuperación y sostenibilidad que se realiza para conservar sus recursos. 

19 de mayo - El departamento de Madre de Dios es uno de los lugares con mayor biodiversidad del mundo, por lo cual, un día como hoy hace 28 años fue declarado como capital de la biodiversidad del Perú. Además, alcanza récords en cantidad de especies, se conoce que un solo árbol puede albergar más especies de hormigas que todas las Islas Británicas. Asimismo, posee 5 Áreas Naturales Protegidas y el área de bosque manejado más grande certificado por la FSC en Latinoamérica, el cual abarca aproximadamente 700 mil hectáreas, donde habitan alrededor de 4 mil jaguares y 15 mil tapires y conserva el 12% de las reservas de carbono de la Amazonía.  

Junto con la invaluable diversidad de flora y fauna, en esta región habitan un total de 200,000 personas, incluyendo a 32 comunidades nativas de 5 grupos étnicos diferentes, y población en situación de aislamiento y contacto inicial - PIACI. 

¿Por qué es importante conservar su biodiversidad? 

Madre de Dios viene siendo afectada por crecientes amenazas como la expansión y malas prácticas agropecuarias, la minería ilegal, la tala ilegal, la alta vulnerabilidad a eventos climáticos extremos (sequías e inundaciones), entre otras.

 

Así, en las últimas dos décadas, este departamento ha enfrentado un fuerte incremento en actividades extractivas intensivas. Como consecuencia, incluso la Reserva Nacional Tambopata ha sido invadida por miles de mineros de oro artesanal que han destruido las áreas verdes y generado actividades delictivas en los alrededores. De hecho, del 2001 al 2019, se perdieron 231 mil hectáreas de bosques en todo Madre de Dios. Y según datos del Monitoring of the Andean Amazon Project,  el impacto de la expansión agrícola ha superado a la minería aurífera (MAAP, 2022). Por ello, actualmente se vienen realizando sendos esfuerzos por restaurar los paisajes y ecosistemas de la zona. Gran parte de esta labor de conservación se realiza, por ejemplo, en áreas protegidas como la Reserva Nacional de Tambopata.

 

Reserva Nacional Tambopata (RNTMB)

 

La RNTMB tiene una extensión de 274 mil hectáreas y está ubicada al sur del río Madre de Dios, en los distritos de Tambopata e Inambari, provincia de Tambopata. Este espacio busca conservar la flora, la fauna y los procesos ecológicos de la selva tropical húmeda. Al ser un espacio megadiverso que comprende ecosistemas que van desde aguajales, pantanos, pacales hasta bosques ribereños, la reserva permite que la población que vive en la zona de amortiguamiento aproveche los recursos naturales. También, es uno de los principales destinos turísticos en la Amazonía.

 

¡Madre de Dios y WWF-Perú comprometidos con la conservación de la naturaleza! 

 

Para Madre de Dios ha sido fundamental apostar por proyectos que aporten a su sostenibilidad a largo plazo, y a la restauración de los paisajes y recursos dañados. Por ello, WWF junto a aliados estratégicos, desde hace varios años fomenta la investigación para la recuperación de áreas altamente degradadas por la extracción minera. A su vez, ha realizado diversos estudios de investigación en especies claves en áreas como la Reserva Nacional Tambopata, el Parque Nacional Bahuaja Sonene, concesiones forestales y de conservación, donde se ha desarrollado uno de los más importantes estudios con radiotransmisores y cámaras trampa con jaguares (Panthera onca), pumas (Puma concolor) y huanganas (Tayassu pecari).

 

La finalidad del estudio fue conocer el comportamiento de estos animales y determinar las áreas mínimas necesarias para mantener sus poblaciones saludables. “Los estudios concluyeron que las densidades de jaguares en la región son las más altas que se han documentado. Estimamos que tres unidades de conservación de jaguares en nuestra región de estudio (áreas de alta conservación prioritaria según expertos) podrían albergar hasta casi 6 mil jaguares”, señaló Edith Condori, Especialista Forestal de WWF-Perú.

Por otro lado, WWF también fue un socio importante en la implementación del mecanismo para la Reducción de Emisiones derivadas de la Deforestación y Degradación (REDD+), que buscó reconocer el servicio ecosistémico de almacenamiento de carbono que prestan los bosques, e incentivar el reemplazo de prácticas que provocan su degradación y deforestación por otras que permitan la disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero. Como parte de este proceso se apoyó la implementación del piloto REDD Indígena Amazónico-RIA en la Reserva Comunal Amarakaeri.

Edith Condori también comentó: “Los bosques del Perú son el último refugio para diversos grupos de indígenas en aislamiento y contacto inicial. Por ello, venimos trabajando junto al Ministerio de Cultura, otros aliados estratégicos y las organizaciones indígenas a nivel nacional y regional en la protección de la Reserva Indigena Madre de Dios”. 

 

Es importante señalar que, para alcanzar el desarrollo sostenible de la región, es necesario impulsar actividades económicas con un enfoque innovador. Por ello, especialistas de WWF Perú y profesionales de diversas instituciones brindan un importante soporte al gobierno regional en diversas iniciativas que contribuyen a reducir la deforestación e impulsan el crecimiento. Así, Nelson Gutierrez,  Especialista de Planificación de Paisajes Madre de Dios de WWF-Perú señaló: “Es posible impulsar una economía fuerte en la región, y al mismo tiempo reducir la deforestación. Se puede aumentar la productividad de actividades agropecuarias para reducir la presión del bosque”.

 

De hecho, WWF es un socio estratégico del proyecto “Alianza por una Ganadería Regenerativa en la Amazonía Peruana” que busca implementar prácticas agroecológicas para mejorar el sistema productivo ganadero de Madre de Dios para así recuperar los bosques. La iniciativa, que cuenta con el apoyo financiero del gobierno del Reino Unido a través del programa UK PACT, ya ha implementado 10 Escuelas de Campo para agricultores (ECAs) en las provincias de Tambopata y Tahuamanu, donde se les brinda asistencia técnica a los ganaderos de la zona.  

 

Vale la pena mencionar que Madre de Dios pertenece al Grupo de Trabajo Internacional de Gobernadores para el Bosque y  el Clima, lo cual le ha permitido diseñar sus políticas públicas para el desarrollo rural bajo emisiones en el marco de su plan de desarrollo regional. Estas políticas buscan incrementar y fortalecer el sector productivo, reduciendo la deforestación, conservando la biodiversidad y la provisión de servicios ecosistémicos con la participación de los principales actores del sector público y privado. 

 

¡Acompáñanos a celebrar el BIOFEST!

 

Del 4 al 29 de mayo, conmemorando un mes dedicado a la biodiversidad, el gobierno regional de Madre de Dios viene impulsando el BIOFEST. Se trata de un colorido festival que reúne concursos, ponencias, talleres, conferencias, entre otras actividades, con el objetivo de dar a conocer las bondades ecológicas, turísticas y económicas de Madre de Dios. 

 

Revisa las actividades del BIOFEST aquí: https://www.facebook.com/photo/?fbid=370464395108718&set=a.252096226945536

 

¡Sigamos apoyando e impulsando la labor de las organizaciones y profesionales que contribuyen decididamente a la sostenibilidad y a la conservación de nuestra Capital de la Biodiversidad!

 

Fuentes:

 

WWF Perú

 

https://www.actualidadambiental.pe/biodiversidad-y-cultura-en-madre-de-dios-reserva-nacional-tambopata-cumple-19-anos/

 

https://andina.pe/agencia/noticia-madre-dios-festejara-biofest-festival-de-biodiversidad-891688.aspx

 

https://es.mongabay.com/2021/09/deforestacion-madre-de-dios-territorios-indigenas-shihuahuacos-tala-ilegal-peru/

 

Créditos de la fotografía: Guillermo Prudencio

 

Créditos de la fotografía: Pierina Bellota / WWF-Perú

 

Créditos de la fotografía: André Bärtschi / WWF

 
 
Síguenos
Síguenos