| WWF

What would you like to search for?


¿QUÉ HACEMOS?

© Esteban Barrera

WWF-Ecuador es miembro de una red global activa en más de 100 países, y en Ecuador fue la primera organización mundial en invertir por la conservación en 1962. Actualmente, WWF en Ecuador se enfoca en tres líneas de acción estratégicas y complementarias, con el fin de trabajar hacia un futuro más inclusivo, seguro y saludable para los ecuatorianos: I) mercados responsables y medios de vida locales sostenibles, II) conservación de especies y ecosistemas, III) movilización de la sociedad a favor de la sostenibilidad.

Mercados y medios de vida locales sostenibles

La producción y el consumo de algunas materias primas pueden tener un efecto desastroso sobre las especies y la biodiversidad del paisaje, causando deforestación, degradación de la tierra y el agua, y emisiones significativas de gases de efecto invernadero.

Para enfrentar estas amenazas considerando el enorme potencial que existe para mejorar la forma en que producimos y consumimos, al tiempo de promover alternativas de subsistencia a las comunidades locales, contribuir al alivio de la pobreza, y generar oportunidades para negocios sostenibles, WWF-Ecuador impulsa estrategias para lograr mercados responsables y medios de vida locales sostenibles.

Con el fin de reducir la huella ecológica de las grandes industrias y promover el consumo responsable, contribuyendo a un cambio en la matriz productiva del Ecuador hacia un modelo de desarrollo sostenible, WWF trabaja para impulsar mercados responsables de importantes materias primas como: atún, banano, dorado, palma, camarón y madera.

Al tiempo que busca generar alternativas de subsistencia para las comunidades locales ubicadas en entornos naturales con alta biodiversidad, que apoyen a la conservación de ecosistemas y especies, o a la restauración de áreas degradadas. Bajo este marco, WWF impulsa el aprovechamiento de los recursos de la biodiversidad de manera sostenible, dotándolos de valor agregado, a través de estrategias para el desarrollo de medios de vida locales sostenibles como: agroforestería, productos no-maderables, turismo, pesca artesanal, acuacultura y maricultura.

CACAO

A medida que la demanda de cacao crece, también lo hace la demanda por tierra para cultivarlo. El cacao es un fruto de origen tropical y su cultivo viene asociado a la deforestación. Nuestro país es el cuarto productor de cacao en pepa a nivel mundial y existen alternativas de cultivo sostenible en el Ecuador. El cultivo de cacao puede realizarse en sistemas agroforestales, es decir, entre árboles nativos. Esto mejora la calidad del cultivo, siendo el mejor cacao aquel que crece bajo sombra. Desde el 2016, WWF-Ecuador trabaja de la mano con comunidades de la Reserva de Fauna Cuyabeno promoviendo una alternativa de ingresos responsables.

© WWF-Ecuador

ATÚN

Ecuador es un actor muy importante en la industria del atún a nivel global. En el Océano Pacífico Oriental, no solo tiene la mayor flota atunera de redes de cerco, sino también la mayor captura y la mayor capacidad de procesamiento. Desde el 2015, WWF en coordinación con varias empresas ecuatorianas agrupadas en un consorcio denominado TUNACONS, implementa un proyecto de mejoramiento pesquero que pretende ayudar a resolver varios de los problemas de sostenibilidad de esta pesquería.

© © Brian J. Skerry / National Geographic Stock / WWF

Conservación de especies y ecosistemas

WWF busca garantizar ecosistemas sanos que provean de servicios ecosistémicos y sostengan a comunidades y sociedades que dependen de ellos. Un ecosistema sano depende del estado de su biodiversidad, y es indispensable asegurar múltiples poblaciones de especies en densidades que permitan interacciones ecológicamente significativas.

Para lograr este objetivo, WWF tiene un compromiso de conservación a largo plazo y lo hace desde un enfoque integral, centrando sus esfuerzos en especies priorizadas que están amenazadas y, son además, ecológica, económica y culturalmente importantes. Estas especies tienen características que integran funciones abarcadoras. Es así que la conservación de las especies paraguas beneficia a una amplia gama de especies concurrentes, y por lo tanto, al ecosistema como un todo. Algunas de las especies prioritarias para WWF-Ecuador son: el jaguar y delfín rosado en la Amazonía; el tapir de montaña en el piedemonte andino; y los tiburones, rayas y las tortugas marinas en los océanos.

Conservar estas especies depende de la generación de información sobre sus poblaciones y su hábitat, así como información que permita mejorar la comprensión de sus amenazas. En base a la investigación se desarrollan estrategias de manera transversal que incluyen acciones para reducir amenazas directas, como son la caza y pesca indiscriminada, e iniciativas para conservar y restaurar hábitats.

TIBURONES

Los tiburones son depredadores que están en los niveles tróficos más altos, cumpliendo un rol clave para mantener el equilibrio de los ecosistemas marinos. Más de 100 millones de tiburones son capturados anualmente, y algunas de sus poblaciones se han reducido más del 95%. En Ecuador hay 68 especies registradas, siendo su principal amenaza la interacción con la pesca. Por tanto, WWF ha focalizado sus esfuerzos en tres estrategias: la adopción de políticas públicas para mejorar la conservación y manejo de las especies, fortalecer las capacidades técnicas nacionales, y fomentar la investigación sobre las principales especies de tiburones.

© naturepl.com/Jeff Rotman / WWF

JAGUAR

El jaguar es el felino más grande de América. La pérdida de hábitat es la principal causa de extinción de poblaciones de jaguar, y la fragmentación de ecosistemas hace además que las poblaciones que logran sobrevivir vayan perdiendo su variabilidad genética por el aislamiento. WWF se propuso proteger y conectar los espacios que son hábitat del jaguar a lo largo del continente. En 2018, logra el primer monitoreo transfronterizo de jaguar en tres áreas protegidas del corredor regional Napo-Putumayo en el Ecuador, Perú) y Colombia.

© Staffan Widstrand / WWF

Movilización de la sociedad a favor de la sostenibilidad

El acceso a una educación de calidad e inclusiva; el fortalecimiento de capacidades; las oportunidades de diálogo, intercambio de aprendizajes y construcción de conocimientos colectivos; el involucramiento y participación activa, plena y efectiva de los jóvenes, comunidades locales, pueblos indígenas y la sociedad civil en general; son aspectos claves para que las sociedades puedan contribuir activamente en la generación de soluciones equitativas a los problemas socio ambientales que enfrentan.

WWF reconoce e integra a la educación, comunicación y gobernanza como pilares fundamentales para lograr cambios transformacionales en las sociedades, facilitando el desarrollo de conocimientos, habilidades, actitudes y valores que permiten a individuos y colectivos a contribuir positivamente al desarrollo integral y sostenible de sus territorios.

Es así que en Ecuador, WWF trabaja para involucrar, empoderar y movilizar a la sociedad hacia acciones a favor de la sostenibilidad, a través de estrategias de educación, gobernanza, comunicación estratégica e incidencia en la opinión pública.

WWF-Ecuador busca involucrar y empoderar a niñas y niños, jóvenes y adultos para que se conviertan en agentes de cambio en sus territorios, brindándoles experiencias transformadoras que permiten movilizar la preocupación y concienciación hacia motivación y acción, finalmente resultando en la toma de decisiones sostenibles. La educación es un catalizador clave para lograr esta transición, por tanto nuestro enfoque hacia la sostenibilidad es experiencial, contextualizado y pertinente a los territorios, y combina estrategias de pedagogía, cambios de comportamiento, comunicación y participación.

EDUCACIÓN PARA EL DESARROLLO SOSTENIBLE

Las escuelas multigrado rurales representan más del 50% de escuelas a nivel nacional y aún no cuentan con un modelo pedagógico pertinente que garantice una educación inclusiva y de calidad. En 2018, arrancamos.. A través de la capacitación a docentes en la aplicación de herramientas y metodologías educativas integrales, vivenciales y contextualizadas, el programa busca impulsar procesos de reflexión y conexión con el territorio. La educación debe ser integral, vivencial, incluyente y contextualizada.

© Nico Kingman

COMUNIDADES JUVENILES A FAVOR DE LA SOSTENIBILIDAD

A pesar de que hoy en día existe entre los jóvenes el interés y la motivación por hacer de nuestro planeta un lugar mejor, en muchos carecen de las herramientas y capacidades prácticas para generar cambios transformadores. En 2020 empezamos nuestro trabajo con jóvenes a través de un programa que busca desarrollar las habilidades para impulsar iniciativas comunitarias a favor de la sostenibilidad, y transformar aquellos aprendizajes en proyectos ejecutables. Actualmente el programa está siendo piloteado en cuatro colegios de distintas zonas del país, y con un grupo independiente en la ciudad de Quito.

© Andrés Proaño