What would you like to search for?

Our News

Proteger los océanos y hacer frente a la crisis generada por la actual pandemia

Por el día mundial de la pesca, anunciamos un nuevo proyecto el cual busca la implementación de un modelo de comercialización de pesca sostenible mediante la transformación digital para la reactivación económica causada por la emergencia sanitaria COVID.

Manta, 21 de Noviembre. Hoy se celebra, a nivel mundial, una actividad de la cual depende alrededor del 10 % de la población mundial para su subsistencia: la PESCA. La mayor parte de esta población se encuentra en países del Sur del mundo y trabaja en la pesca en pequeña escala, la cual representa el 50 % de las capturas pesqueras totales (FAO 2020). Ecuador es un país pesquero por excelencia, la flota atunera más importante del Pacífico Oriental está en Ecuador y una de las flotas artesanales más grandes de la región tiene bandera ecuatoriana, registrando más de 20 000 embarcaciones.  
 
Debido a la crisis sanitaria Covid19 la provincia de Manabí llegó a reportar una reducción de alrededor del 30% en la capacidad de producción del sector pesquero. Las políticas de desarrollo pesquero requieren un enfoque integrado que incluya tanto estrategias innovadoras de acceso a mercado como de mecanismos que colaboren con la prevención del Covid-19, protegiendo la salud de las comunidades pesqueras, además de sus actividades de pesca.
 
Gracias al fondo de Innovación y a la Cooperación Técnica Alemana GIZ, WWF-Ecuador presenta un proyecto piloto en asocio con el Viceministerio de Acuacultura y Pesca de Ecuador, el Ministerio de Ambiente y Agua, el GAD Municipal de Puerto López,  la Administración del Parque Nacional Machalilla y la Reserva Marina Cantagallo Machalilla. El proyecto busca la implementación de un modelo de comercialización de pesca sostenible mediante la transformación digital. El piloto beneficiará a los aproximadamente 40 socios de la asociación de pesca artesanal COGEVISMAR y sus familias, ubicadas en Puerto López. Manuel Reyes, actual presidente de la asociación y pescador desde hace más de 40 años comenta al respecto: “El pescador vive del día a día. Ese es nuestro sustento. Si el pescador para una semana, no tiene qué comer y si el pescador no sale a trabajar el resto de la cadena no trabaja. Durante el COVID las personas se encerraron en sus casas por temor y lamentablemente perdimos a muchos compañeros. En la pesca artesanal es grave la situación, pero nosotros no nos podemos detener porque muchos dependen de nuestro trabajo. ”
 
Este proyecto nace de la cuarta convocatoria de reactivación económica post emergencia sanitaria COVID. Las medidas de cuarentena para el control del COVID-19 han incentivado un crecimiento de modalidades de comercio electrónico en todo el planeta, ofreciendo una oportunidad para apoyar a que esta cadena de valor de la pesca artesanal nuevamente se dinamice, con prácticas que permitan incorporar un enfoque de producción y consumo sostenible. Este emprendimiento no solo hará que esta comunidad se vuelva más resiliente,  sino que también permitirá fomentar una comunidad de pescadores  responsables con el medio ambiente, que apoyan la pesca legal, que respetan temporadas de veda, tallas mínimas, que conocen sobre la importancia de la salud de los océanos y la relación que tiene su salud con la de los mares. Sus productos se reconocerán a través de un sello oficial, el cual se espera poder poco a poco ampliar a más cooperativas de pesca.
 
“Tenemos la oportunidad de proponer un modelo que represente condiciones de trabajo más justas para el sector, mejore la calidad de información de monitoreo, use modelos de negocio que fomenten la integración y el desarrollo comunitario, reactive la economía y la haga más resiliente a situaciones adversas, fomente el consumo responsable y agreguen valor al producto. Podemos hacer las cosas mejor y queremos aprovechar para hacer que este sea un ejemplo regional del potencial que tiene el sector pesquero artesanal si se trabaja de manera conjunta y participativa", agrega Fernando Rey Oficial de Programa de Océanos y Pesquerías de WWF-Ecuador y técnico del proyecto.
 
Este Día Mundial de la Pesca se celebra a un sector resiliente que busca nuevas oportunidades y apuesta por un giro para el sector pesquero. El consumidor es una parte importante de esta cadena al poseer el poder de decisión para apoyar, reconocer y promover estos proyectos convirtiéndose en agentes de cambio para incidir en los modelos de producción, los mercados y las  industrias.


 
Este Día Mundial de la Pesca se celebra a un sector resiliente que busca nuevas oportunidades y apuesta por un giro para el sector pesquero.
Síguenos
Síguenos