Declaración: WWF-Ecuador insta al Presidente de La República a que vete el proyecto de Ley de Palma Aceitera por las consecuencias socioambientales que esto podría representar. | WWF

Declaración: WWF-Ecuador insta al Presidente de La República a que vete el proyecto de Ley de Palma Aceitera por las consecuencias socioambientales que esto podría representar.

Posted on
03 julio 2020


Ante la aprobación por parte de la Asamblea Nacional al proyecto de "Ley para el fortalecimiento y  desarrollo de la producción, comercialización, extracción, exportación e industrialización de la palma aceitera y sus derivados", WWF-Ecuador, uniéndose al pronunciamiento de varias otras organizaciones de la sociedad civil, rechaza la naturaleza de este proyecto de Ley por los impactos socio ambientales que supone la expansión de este cultivo y la disminución de regulaciones y controles de esta actividad agroindustrial a través de una serie de ventajas de carácter inconstitucional. WWF insta al Presidente de la República, Lenín Moreno, a que emita de manera el urgente, el veto a este proyecto de Ley y hace un llamado a que se cumpla con el compromiso establecido en el año 2017 entre el gobierno, los productores de palma y sectores de la sociedad civil, de avanzar hacia la producción de palma sostenible y libre de deforestación, con el objetivo concreto de lograr un suministro libre de deforestación para 2030.  

 

La expansión del monocultivo de la palma a otras zonas del país, muchas de las cuales tienen vital importancia para la biodiversidad o tienen suelos mucho más vulnerables, representa un riesgo inminente de degradación ambiental de los frágiles ecosistemas y afectará la calidad de vida de personas y comunidades en el largo plazo. 

 

El aceite de palma es el aceite vegetal más comercializado del mundo y es ampliamente utilizado en la fabricación de muchos productos. Su creciente demanda en el mercado, genera grandes ingresos y oportunidades de empleo para los países productores. Sin embargo, la producción de palma aceitera ha sido uno de los mayores causantes de deforestación a nivel mundial, lo que a su vez se ha visto conectado con la propagación de enfermedades de origen zoonótico como la que vivimos hoy en día. 

 

La baja calidad de las tierras cultivadas así como el uso de prácticas ineficientes hacen que el Ecuador sea el país de Latinoamérica con la productividad de aceite de palma más baja por tonelada de fruto y por hectárea.  Esto, sumado a la reciente plaga de pudrición de cogollo que ha golpeado fuertemente al sector, se ha traducido en la necesidad de un mayor número de hectáreas cultivadas para lograr unos ingresos de subsistencia similares a productores de palma de otros países.

 

Con el fin de evitar que la producción de palma siga causando deforestación, y buscando generar una producción más eficiente por hectarea de cultivo, en el año 2017, los Ministerios de Ambiente y Agricultura impulsaron la firma de un compromiso multisectorial, a través del cual los miembros de la cadena de palma y la sociedad civil expresaron su voluntad de avanzar hacia la producción de palma sostenible y libre de deforestación, con el objetivo concreto de lograr un suministro libre de deforestación para el 2025 en la región amazónica, con vistas a expandirla al resto del país para el 2030. La Ley de Palma Aceitera aprobada por la Asamblea Nacional, contradice dicho compromiso en varias instancias. 


Pese a que explotar con aún más fuerza los recursos naturales puede parecer la salida más fácil frente a una crisis económica,  es de suma importancia considerar los múltiples servicios que la naturaleza provee y que se ven traducidos en beneficios directos a indirectos para el bienestar humano. La naturaleza de esta ley resulta cortoplacista y no considera el bienestar a largo plazo de las y los ecuatorianos. WWF- Ecuador insta al Presidente de la República, Lenín Moreno, a vetar esta Ley, y a impulsar la producción de palma sostenible y libre de deforestación, mejorando la eficiencia del cultivo y no ampliando sus zonas de cultivo   
Síguenos
Síguenos