WWF realiza una declaración de posición en la 95ta Reunión de la Comisión Interamericana Del Atún Tropical | WWF

What would you like to search for?

Our News

WWF realiza una declaración de posición en la 95ta Reunión de la Comisión Interamericana Del Atún Tropical

Del 30 de noviembre hasta el 4 de diciembre se desarrollará, de manera virtual, la 95ta reunión de La Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT), un organismo regional de ordenación pesquera (OROP) del cual Ecuador es miembro.

  • WWF-Ecuador entregó una declaración detallando los asuntos que deberían priorizarse por la reunión y hace un llamado al Gobierno de Ecuador para reconocer la importancia de estos temas para el país, considerando que el atún es el tercer rubro de las exportaciones no petroleras y Ecuador es el principal actor de la región de estas pesquerías.

Guayaquil, 27 de noviembre 2020.- La Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT) realizará por primera vez sus reuniones en formato virtual, debido a la actual pandemia, las reuniones presenciales se cancelaron. A partir del 30 de noviembre hasta el 4 de diciembre próximo, se desarrollarán reuniones donde se tratarán temas relacionados a las medidas de conservación de atunes tropicales  que se aplicarán en el Pacifico Oriental durante el 2021.

A pesar de las circunstancias excepcionales que vive la humanidad, la CIAT, el organismo regional de ordenación pesquera (OROP) del cual el Ecuador es miembro, debe asumir sus responsabilidades y tomar acciones decisivas para asegurar el buen manejo y la conservación de las poblaciones de atunes y otras especies en el Océano Pacífico Oriental (OPO). 

WWF realizó una declaración, en la que se detallan los asuntos que prioritariamente deberían ser atendidos en la reunión que empieza a finales de noviembre. Las siguientes son las cuestiones que desde la óptica de WWF, deberían ser urgentemente atendidas en la 95ta Reunión de la Comisión. 
  • Tomar acción para asegurar que las medidas de conservación para atunes tropicales que están vigentes no sean interrumpidas y continúen en el 2021.
  • Acelerar el proceso de evaluación de estrategias de ordenación de pesquerías atuneras que está en marcha, ya que varias pesquerías certificadas dependen de este proceso, así como otras pesquerías con interés de entrar en el proceso de certificación.
  • Continuar desarrollando y afinando los lineamientos de manejo de los plantados, de forma tal que para el 2021, los límites de plantados, es decir, número de lances, número de plantados activos por barco, estén basados en la ciencia.
  • Incrementar al 20% la cobertura de observadores para la flota palangrera industrial, y que se empiece a colocar observadores humanos o electrónicos en los cerqueros más pequeños (< 363 m3 de capacidad de bodega).

WWF pide al gobierno del Ecuador que reconozca la importancia de estos temas para asegurar que las pesquerías en la región puedan continuar proporcionando empleos seguros, suministro constante de alimentos y oportunidades comerciales y de desarrollo viables para el país. 

El Ecuador ha ido creciendo gradualmente en sus niveles de captura de atún en el OPO, especialmente a partir del 2003, hasta llegar en la actualidad, a convertirse en el principal actor de estas pesquerías, con capturas que representan un 46 % de la producción atunera regional, bordeando en los últimos cinco años las 300.000 toneladas de captura anual. Se estima que el sector atunero emplea aproximadamente a 10.000 personas en la fase extractiva, y en la fase de procesamiento a 21.000 personas. Se estima también que aproximadamente un 60% del personal de producción/procesamiento ocupa mano de obra femenina. 

Luego de los camarones y del banano, el atún y sus elaborados constituyen el tercer rubro de las exportaciones no petroleras del Ecuador. En el 2017 y el 2018, se exportaron por concepto de conservas de atún un total de USD $727.776 millones y USD 782.187 millones respectivamente. A raíz de la ratificación del acuerdo comercial con la Unión Europea, en el 2017, se notó un incremento de 65 % de las exportaciones hacia ese mercado.

Hay temas ambientales y de conservación, pero también sociales y económicos en juego, que dependen de las decisiones que se adopten. WWF considera que todos los OROP deben seguir consiguiendo avances concretos en el cumplimiento de sus mandatos de gestionar de forma sostenible los recursos atuneros a largo plazo, y es por eso que, alineados a ese objetivo, WWF-Ecuador continuará trabajando con el Gobierno del Ecuador y con todos los miembros de la CIAT para apoyar sus esfuerzos.
 

 
WWF realizó una declaración, en la que se detallan los asuntos que prioritariamente deberían ser atendidos en la reunión que empieza a finales de noviembre.
Síguenos
Síguenos