What would you like to search for?

Our News

El área bajo conservación en el Ecuador podría duplicarse con un apropiado reconocimiento de los derechos a la tierra de los Pueblos Indígenas y Comunidades Locales, revela informe

Un estudio global analiza el estado de los territorios de Pueblos Indígenas y Comunidades locales en el Ecuador, que cubren al menos el 29% del territorio nacional
 
Las tierras de los pueblos indígenas y las comunidades locales identificadas en Ecuador podrían duplicar el área protegida o conservada en el país de un 22% a un 44% estimado.
 
31% de los territorios de Pueblos Indígenas y Comunidades Locales en el Ecuador contiene concesiones petroleras activas
 
Los objetivos mundiales sobre biodiversidad deben considerar e incluir a los Pueblos Indígenas y sus territorios como actores claves para su consecución


Lunes, 7 de junio de 2021 – El 91% de las tierras de los Pueblos Indígenas y las Comunidades Locales (PICL) en el mundo se encuentra en buenas o moderadas condiciones ecológicas, revela un estudio global elaborado por 30 expertos en conservación en colaboración con líderes indígenas y organizaciones de derechos humanos.
 
"El Estado de las tierras y territorios de los Pueblos Indígenas y las Comunidades Locales” es el primer análisis espacial integral que muestra la extensión de las tierras de los PICL a nivel mundial, su estado ecológico actual, el valor de su biodiversidad, sus servicios ecosistémicos, y las presiones que continúan enfrentando estos territorios, las personas y comunidades que dependen de ellos.
 
Los autores concluyen que este estudio proporciona pruebas inequívocas y convincentes de que los objetivos mundiales sobre la diversidad biológica serán inalcanzables sin la plena inclusión de las comunidades indígenas y locales. Recalcan la importancia de reconocer y respetar los derechos colectivos, mejorar las condiciones para una gobernanza inclusiva, así como aumentar los esfuerzos de conservación de los pueblos indígenas y las comunidades locales como custodios de sus tierras.
 
Explican que las Áreas Clave para la Biodiversidad (ACB) son sitios críticos para la persistencia de la diversidad biológica, que a su vez sustenta nuestro planeta, a los ecosistemas, incluida la vida humana. Destacan como ejemplo al Ecuador, donde las tierras y territorios de los Pueblos Indígenas, cubren al menos el 29% de la superficie terrestre del país. El 46% del área total cubierta por las ACB en Ecuador se encuentra dentro de las tierras y territorios de los PICL (un área de más de 43,000 km2). Sin embargo, estas tierras no están libres de presiones por el desarrollo de actividades extractivas: el 31% del territorio de los PICL en Ecuador contiene concesiones petroleras activas (el dato no contempla concesiones mineras), y sobretodo se encuentran más amenazados aquellos territorios que no cuentan con un reconocimiento formal.
 
“La mayoría de los territorios de los pueblos indígenas tienen grandes amenazas, que en esta pandemia se han agudizado. Una de ellas es la falta de reconocimiento de la titularidad de las tierras de los pueblos indígenas. Esa es una amenaza histórica, no reciente. La mayoría de los territorios indígenas en la cuenca amazónica todavía no están titulados, sobre todo los que están mejor conservados,” señaló José Gregorio Díaz Mirabal, Coordinador General de la Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA).
 
El estudio explica que esta falta de reconocimiento se traduce en menos capacidad de negociación por parte de los PICL sobre posibles presiones de desarrollo, y puede socavar su autoridad para actuar como tomadores de decisiones, creando un mayor riesgo de desarrollo no sostenible en sus territorios.
 
“El Estado debe tomar medidas adecuadas y consensuadas para proteger los derechos de los pueblos indígenas sobre sus territorios por encima de la demanda de recursos extractivos, de tal manera que se garantice su integridad, no solo por ser fundamentales para la vida digna de los pueblos y sus culturas, sino también porque la mayor parte de estas tierras son de altísima biodiversidad” señaló Tarsicio Granizo, Director de WWF en el Ecuador.
 
Según el informe, con el reconocimiento apropiado de los derechos a la tierra y los territorios, y el apoyo a los sistemas de gobernanza de los pueblos indígenas y las comunidades locales, tras el consentimiento de los mismos, las tierras de los pueblos indígenas y las comunidades locales identificadas en Ecuador podrían duplicar el área protegida o conservada en el país de un 22 % a un 44 % estimado.
 
Durante generaciones, estas tierras han sido protegidas y conservadas por las comunidades que viven dentro y junto a ellas, destacando el papel crucial que los pueblos indígenas y las comunidades locales han desempeñado en la conservación de la naturaleza a nivel mundial.
 
A pesar de que la tradición oral característica de los pueblos indígenas ha dificultado la documentación de su conocimiento tradicional y ancestral, existen evidencias de su amplio conocimiento sobre el manejo sostenible de los recursos naturales, que se traduce en el estado de conservación de sus territorios. El informe recalca la necesidad de incorporar y conectar el conocimiento tradicional en la búsqueda de soluciones ambientales a todo nivel.
 
“Nuestra cultura es oral. Nosotros no expresamos nuestro conocimiento en una teoría científica, pero lo expresamos en la práctica. El conocimiento tradicional no contradice la ciencia occidental, esta debe unirse con el conocimiento indígena. Es hora de que juntemos esos conocimientos y le demos valor a nuestros sabios indígenas”, señaló Díaz Mirabal.
 
Un enfoque de conservación basado en los derechos ayudará a garantizar que los pueblos indígenas y las comunidades locales logren el pleno reconocimiento de sus derechos sobre la tierra y los recursos, el respeto por su liderazgo y gobernanza, así como su consentimiento libre, previo e informado en la creación de áreas protegidas y conservadas.
 
El informe concluye que cualquier esfuerzo de conservación global, incluidos los llamados para proteger y conservar al menos el 30 % de la tierra, el agua dulce y los océanos del mundo para 2030, depende de una fuerte participación y liderazgo de los pueblos indígenas y las comunidades locales y será inalcanzable sin ellos.
 
El informe: “El Estado de las tierras y territorios de los Pueblos Indígenas y las Comunidades Locales” está disponible aquí en inglés, y en las próximas semanas estarán disponibles versiones en francés y español, con resúmenes adicionales en portugués y swahili.
 
--- fin ---

 
Sobre el informe:
Este informe es el producto de un proceso de cocreación inclusivo que comenzó con las siguientes organizaciones y programas colaboradores que reunieron ideas y preguntas de investigación, así como datos, análisis y experiencia. Juntos proporcionaron orientación estratégica sobre el análisis, la interpretación de los resultados y la redacción del informe (enumerados en orden alfabético):
  • Asociación Latinoamericana para el Desarrollo Alternativo (ALDEA)
  • La Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA)
  • Conservation Matters LLC
  • Conservation International (CI)
  • International Land Coalition Secretariat (ILC Secretariat)
  • International Union for the Conservation Nature (IUCN)
  • GEF Small Grants Programme, ICCA-Global Support Initiative (ICCA GSI)
  • LandMark (Global Platform for Indigenous and Community Lands)
  • RECONCILE/ILC Rangelands Initiative-African Component
  • The Nature Conservancy (TNC)
  • United Nations Development Programme (UNDP) Equator Prize
  • United Nations Environment Programme World Conservation Monitoring Centre (UNEP-WCMC)
  • Wildlife Conservation Society (WCS)
  • World Resources Institute (WRI)
  • World Wide Fund for Nature (WWF)
 
 
Sobre COICA (Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica):  
La Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA) es una organización indígena de convergencia internacional que reúne a las diferentes organizaciones indígenas nacionales de la cuenca Amazónica y orienta sus esfuerzos a la promoción, protección y seguridad de los pueblos y territorios indígenas a través de la defensa de sus formas de vida, principios y valores sociales, espirituales y culturales.
 

Más información:
María Vallejo | WWF-Ecuador | maria.vallejo@wwf.org.ec
 
 
 
El 91% de las tierras de los pueblos indígenas y las comunidades locales se encuentra en buenas o moderadas condiciones ecológicas, revela un estudio elaborado por 30 expertos en conservación en colaboración con líderes indígenas y organizaciones de derechos humanos.
Síguenos
Síguenos