What would you like to search for?

Our News

Llaman a avanzar en tratado global para detener contaminación por plásticos, evidenciando su vínculo con el cambio climático

Dubái, 3 de diciembre de 2023.- Durante los últimos años, diversos reportes de WWF y otras organizaciones han puesto en evidencia la grave amenaza de la contaminación por plásticos, tanto para la naturaleza como para las personas, así como la inequidad de los costos de esta polución, cuyo mayor peso recae en los países más pobres.

La relación de la contaminación plástica con el cambio climático y las oportunidades y desafíos que plantea para acciones que se complementen a diversos niveles, fue el foco de un evento organizado por el Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica del Ecuador en la Conferencia de la ONU sobre cambio climático, COP28, en Dubái, Emiratos Árabes Unidos. 

La apertura de la actividad estuvo a cargo de la ministra de Ambiente, Agua y Transición Ecológica de Ecuador, Sade Fritschi, quien comentó respecto al importante papel que ha jugado su país en el proceso para concretar un Tratado Global para Poner Fin a la Contaminación por Plásticos. Asimismo, se refirió a datos publicados por WWF, para advertir que si no se realizan acciones urgentes la producción de plásticos se duplicará al 2040. 

Los panelistas fueron Manuel Pulgar-Vidal, líder global de Clima y Energía de WWF; Luis Vayas, embajador de Ecuador en Reino Unido y presidente del Comité Intergubernamental de Negociación (INC) para un tratado sobre contaminación plástica; Jyoti Filipp, secretaria de INC del tratado sobre contaminación plástica; y Michael Bonser, director general de Asuntos Internacionales de Canadá. 

Manuel Pulgar-Vidal enfatizó que la producción de plásticos a partir de combustibles fósiles es una fuente importante de emisiones de gases de efecto invernadero. Por otro lado, llamó a considerar a la naturaleza y sus servicios ambientales para combatir estas amenazas, ya que constituyen un elemento clave para enfrentar la crisis climática y la propia contaminación por plástico.  El representante de WWF también subrayó la necesidad de avanzar en un tratado global que permita detener el rumbo de una producción y consumo de plásticos que ya resultan insostenibles para el planeta. En este sentido, enfatizó también la dimensión ética y moral presente en estos desafíos ambientales y la necesidad de una fuerte voluntad para tomar decisiones que implican un cambio de pensar y una nueva forma de producir y consumir. 

“Los microplásticos han sido encontrados en lo más profundo de los océanos, en glaciares de montañas prístinas, en la leche materna y en el cuerpo humano. Si seguimos con la tendencia de producción por plásticos, se pueden generar el 19% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero para el 2040, lo que hace imposible alcanzar el objetivo de 1.5°C. Las crisis simultáneas de pérdida acelerada de biodiversidad, cambio climático y contaminación están interrelacionadas y responden a un problema común: un sistema de producción y consumo insostenible, y es este el que debemos cambiar con acciones concretas y urgentes”, señaló Manuel Pulgar-Vidal.

En esta línea, WWF apoya decididamente la adopción de un instrumento internacional jurídicamente vinculante sobre la contaminación por plásticos, en particular en el medio marino. Para la organización de conservación, es indispensable que los gobiernos se comprometan en establecer prohibiciones globales y eliminar de forma gradual los productos de plástico de un solo uso que son "más peligrosos e innecesarios", como cubiertos, cigarros electrónicos y microplásticos que se encuentran en los cosméticos, entre otros. Hay una relación compleja, interconectada y ampliamente extendida que la sociedad ha establecido con los plásticos por sus precios bajos y versatilidad; sin embargo, la mayoría de los plásticos son de un solo uso y son altamente contaminantes. La producción de este material ha sobrepasado el límite de capacidad que tienen los países para manejarlo, al mismo tiempo que generan emisiones de carbono, contribuyendo negativamente en la crisis climática. 

Impacto en Latinoamérica y el Caribe 

América Latina y el Caribe no están ajenos a la contaminación por plásticos y sus efectos en diversos ámbitos. Además, los y las habitantes de la región han demostrado un fuerte apoyo a un tratado global que regule esta materia. Según una encuesta global de IPSOS (2022) para Plastic Free Foundation en alianza con WWF, casi 9 de 10 personas consideran que es importante contar con este acuerdo para abordar de forma efectiva esta crisis de contaminación. En la medición, los países de América Latina lideraron esta intención, con un 93% de apoyo, seguidos por Europa y Asia Pacífico. 

“La producción de plásticos es una fuente importante de emisiones de GEI, en 2020 se generó un equivalente al 2.9% de las emisiones globales. Esta tendencia se debe al aumento de la producción de plásticos, que ha crecido un 4% anual desde 2015. En América Latina y el Caribe la producción de plásticos representó el 2.2 de emisiones de GEI en 2020. Es necesario tomar medidas urgentes para reducirlas y para que esto sea posible se debe transformar la economía en una sociedad de reutilización. Entre las soluciones están la promoción de la economía circular, el uso de materiales alternativos al plástico y la reducción de la producción de plásticos de un solo uso”, comentó María Inés Rivadeneira, Coordinadora de Políticas para América Latina y el Caribe (LAC) de WWF. 



 
WWF y otras organizaciones han puesto en evidencia la grave amenaza de la contaminación por plásticos, tanto para la naturaleza como para las personas, así como la inequidad de los costos de esta polución, cuyo mayor peso recae en los países más pobres.
Síguenos
Síguenos